El Vicepresidente de Confecomerç CV, Antonio Sáez ha destacado respecto a las consecuencias derivadas de la peor gota fría de la historia, que la zona de Alicante más afectada es la de la comarca de la Vega Baja, concretamente desde los municipios de Dolores, Daya Vieja hasta Orihuela, poblaciones cuyos comercios han sufrido el impacto provocado por las inundaciones. Tal y como señala Sáez “todavía es pronto para hacer una valoración económica y una estimación real de los daños y pérdidas en el sector del comercio, dado que en estos momentos todavía persiste y permanece el agua en algunos de los domicilios y los establecimientos y por tanto se sigue con las labores de recuperación e incluso con las tareas de rescate”.

Saéz ha apuntado la inmediata disponibilidad que los empresarios alicantinos han mostrado para colaborar estrechamente tanto con la población como con las empresas afectadas, poniendo a disposición la maquinaria necesaria para limpiar y desaguar los espacios inundados. Asimismo, el vicepresidente de Confecomerç CV ha resaltado la importante labor realizada por los profesionales, alrededor de 4.000 personas entre Bomberos, Policía, Servicios de Emergencia, UME, y otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que han realizado “un trabajo ejemplar” de gran ayuda para los afectados”, así como las instituciones que se han volcado y los voluntarios desplazados de otras áreas que han querido contribuir con su ayuda.

Antonio Saéz destaca la importancia establecida en materia de comunicación y coordinación desde el inicio de las consecuencias provocadas por el DANA con las organizaciones de comercio afectadas, y la capacidad de colaboración para todo aquello que necesiten. En estos momentos persiste las tareas de limpieza y de desagüe, si bien se están produciendo “robos” en las zonas tras el temporal, por lo que la Policía Nacional ha puesto los medios necesarios contra el “pillaje” en la Vega Baja.

Por otro lado, destacar que Ontinyent, otro de los municipios víctima del DANA tiene previsto aprobar la solicitud formal al Gobierno de España de la declaración de “zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil”, conocida como declaración de zona catastrófica.

A %d blogueros les gusta esto: