La Confederació del Comerç, Servicis i Autònoms de la Comunitat Valenciana (CONFECOMERÇ CV) considera incomprensible que en la comisión especial para la Reconstrucción Social, Económica y Sanitaria de Les Corts no haya representación del comercio, teniendo en cuenta su peso y valor añadido dentro del tejido empresarial y de las aportaciones que podrían trasladar en materia de desarrollo territorial para la Comunitat, como fuente principal de riqueza de los municipios, ante un escenario tan importante como es la recuperación económica de la autonomía de la que dependen miles de familias y trabajadores.

 

El comercio en la Comunitat, según datos del informe de distribución comercial de PATECO y Generalitat, alcanza los 61.616 locales comerciales, el 33.5% de los locales activos de la autonomía, y genera 210.983 empleos directos, inyectando al sistema  4.410.388.632 € en sueldos y salarios, y 1.181.544.828 en inversión en activos materiales. Además, el pequeño comercio es un sector que contribuye a mejorar la competitividad de la economía de la Comunitat, por lo que estas cifras ponen en evidencia que el comercio es uno de los grandes pilares en los que se sustenta nuestra economía.

 

Representamos el 13% del PIB a nivel nacional y el 11,2% de las afiliaciones de la Comunitat Valenciana, y según fuentes de CEOE somos el sector que más empleo con estabilidad genera, al tener un 77,5% de asalariados con contrato indefinido, por encima del promedio que se sitúa en 73,2%.

 

El comercio ha sido uno de los grandes perjudicados en esta crisis, en la que cerca del  70% de los comercios tuvieron que cerrar por el estado de alarma, y es uno de los  sectores que ha tenido más trabajadores en ERTE. Las medidas de apoyo del Gobierno Central y Autonómico han sido insuficientes, y tampoco los ICO han dado respuesta a las necesidades de la gran mayoría de pymes y autónomos.

 

 

 

 

El parlamento autonómico ha constituido la Comisión, con el fin de promover  la reconstrucción social, económica y sanitaria, en la que, además de la CEV, legítimo representante del conjunto del tejido empresarial de la Comunitat Valenciana, únicamente se ha dado cabida, como representantes sectoriales del tejido productivo de la autonomía, a agricultores y hotelería. Sin embargo, los dos grandes subsectores del sector servicios (64.4% del PIB de la Comunitat Valenciana), como es hostelería y comercio, no han sido reclamados a la hora de realizar aportaciones para esta Comisión.

 

Según datos del informe de la distribución comercial del PATECO de 2018 sobre el conjunto de actividades de servicios, la hostelería lidera el crecimiento de empleo, con una variación del 4,1% , seguida del transporte 3,3 %, y de la actividad comercial el 2%, confirmando así que somos sectores estratégicos para la economía, si bien los partidos del Botánic no han considerado ni a la restauración y ni al comercio como integrantes de esta Comisión, a pesar de su relevancia, tal o confirman los datos, y de la repercusión por el impacto del coronavirus que ha obligado durante dos meses a cerrar sus negocios.

 

El presidente de Confecomerç CV y también vicepresidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Rafael Torres señala que la recuperación de la Comunitat no será total, si no se cuenta con un sector tan estratégico como es el comercio, para abordar y trazar la hoja de ruta, que servirá para potenciar nuestro tejido empresarial, fundamentalmente formado por pymes, micropymes y autónomos. El pequeño comercio ha sufrido directamente el impacto del Covid-19 y ahora mismo es uno de los sectores más vulnerables, que requiere de soluciones inmediatas para poder paliar los efectos producidos por la pandemia.

 

“El pequeño comercio se encuentra en una situación delicada, que necesita de actuaciones, enfocadas al fortalecimiento de la capacidad e impulso de miles de pequeñas empresas, que forman parte del sector, ya que en caso de no adoptar medidas estaremos ante un panorama desolador, con cierres inminentes y pérdida de empleo para miles de familias que dependen de un sector, vital para promover la sostenibilidad económica de ciudades y municipios como es el comercio de proximidad”, ha apuntado Torres.

 

 

Pequeño comercio en fase 2

 

El pequeño comercio de la Comunitat se encuentra en fase 2, por lo que poco a poco va recuperando gradualmente el ejercicio de su actividad, avanzando  en el Plan de Desescalada, si bien el consumo se encuentra ahora mismo debilitado y necesita de acciones de impulso, siendo fundamental diseñar políticas que permitan encaminarse hacia el camino de vuelta a la normalidad.

 

Los comercios de proximidad y mercados de barrio han adaptado sus establecimientos, apostando por la máxima seguridad e higiene, y se espera que en esta fase 2 se pueda ir recuperando progresivamente las ventas, aunque para ello se requiere de actuaciones de incentivo que favorezcan directamente la recuperación del sector.

 

 

%d bloggers like this: