• Los comerciantes lamentan que la compañía no haya previsto la instalación de un grupo electrógeno que pueda dar servicio a los establecimientos mientras se llevan a cabo las tareas de mantenimiento
  • Los cortes de luz se producen a lo largo de toda la mañana, en franjas que van desde las 8:30 a las 14:30, hecho que impide a los comercios poder desarrollar su trabajo

 

Valencia, 3 de diciembre de 2020. Los comerciantes de Alicante, integrados en las asociaciones de Facpyme, organización miembro de la Confederació de Comerç d´Alacant, Castelló i València, CONFECOMERÇ CV denuncian los cortes de luz de Iberdrola en toda la provincia, que impiden el desarrollo de la actividad comercial, provocando un serio perjuicio, máxime en un momento tan crítico como el actual en el marco de la actual crisis tras el impacto provocado en el sector. Los comercios se quejan ante la ausencia de suministro, en amplias franjas horarias, que repercuten negativamente en el ejercicio de su trabajo, no pudiendo dar servicio a los clientes en sus establecimientos.

 

El corte de suministro provoca una parálisis total para comercios con actividades como por ejemplo panaderías, en los que se hace imprescindible contar con luz eléctrica, dado que si no no pueden fabricar el pan, quedando inoperativos, ocasionando un serio problema a un sector que no puede permitirse el paro de su actividad ante una situación especialmente complicada tras el impacto provocado por la pandemia.

 

Los cortes de luz se iniciaron el pasado 29 de noviembre, y en algunos casos se prolongarán hasta el 4 de diciembre, repercutiendo a lo largo de toda la provincia, siendo los municipios afectados Adsubia, Alcoi, Alicante, Almoradí, Altea, Benidorm, Benissa, Bigastro, Calp, Crevillent, Denia, Dolores, Elche, Guardamar, Ibi, Los Montesinos, Mutxamel, Orihuela, Pego, Pinoso, Playa Muchavista, San Juan, Torrevieja, Villajoyosa, Xixona, entre otros.

 

Los comerciantes de Alicante critican la falta de previsión de la compañía, que podría haber evitado esta ausencia de suministro mediante la instalación de un grupo electrógeno, pudiendo así dar servicio a todos los establecimientos durante el período de las tareas de mantenimiento.

 

El vicepresidente de Confecomerç CV y presidente de Facpyme, Antonio Sáez ha destacado que “en una situación como la que está atravesando el sector, uno de los más afectados por la crisis, no podemos permitirnos parar la actividad de los comercios, ante unas tareas de mantenimiento eléctrico en las principales franjas horarias comerciales, siendo necesario por parte de la compañía poner los medios necesarios para garantizar el ejercicio y la plena actividad de los establecimientos”.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: