Los representantes de la Asociación de Vendedores del Mercado Central de València se han reunido hoy con el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, la vicealcalcaldesa y concejala de Desarrollo urbano, Sandra Gómez, el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, y las concejalías de Comercio y Turismo con el fin de debatir sobre el modelo de Mercado Central que quieren para la ciudad e impulsar las medidas necesarias para que este recinto pueda seguir siendo un icono y referente en la venta de producto fresco, como lo ha sido hasta ahora.

La presidenta de la Asociación de Vendedores, Merche Puchades, ha señalado que, “aunque las obras de reurbanización han permitido crear un entorno muy agradable para el encuentro ciudadano, es el momento de preguntar al Ayuntamiento por el modelo de Mercado Central que quiere y qué va a hacer para apoyar ese modelo. Nosotros sabemos el modelo que queremos y las necesidades que tenemos”.

La reunión había sido solicitada, por registro de entrada y en reiteradas ocasiones, desde el 12 de mayo, por la Asociación de Vendedores.

Las peticiones de los vendedores se refieren, en su mayor parte, a la accesibilidad en transporte público y privado, que se ha visto afectada por la peatonalización del entorno y las cámaras APR, que disuaden a los clientes o les impiden llegar desde determinados barrios y entradas de la ciudad.

En este sentido, piden mejorar la comunicación a los ciudadanos sobre cómo se puede llegar al Mercado Central y por dónde; subsanar las deficiencias de las líneas de la EMT (recuperar las líneas 81 y 28 hasta la puerta del Mercado Central, complementar el recorrido de la línea C1 con líneas que vienen del norte de la ciudad y, en general, asegurar el transporte desde todos los barrios de la ciudad); el acceso en metro (línea 10); el acceso en taxi (paradas próximas a la puerta de la Lonja y a la plaza de Brujas y acceso para taxis desde la Calle de La Paz y San Vicente a la Avenida María Cristina); más plazas de rotación en aparcamientos (por lo que piden la apertura del aparcamiento de Juan de Villarrasa, con todas las plazas en rotación, e  iguales condiciones del parking del Mercat para el de la Plaza de la Reina, para asegurar el acceso más directo a los clientes que vengan de la zona norte); y permitir el giro desde la Avenida del Oeste a la Calle San Pablo, ya que la salida exclusivamente por la Calle Quevedo, genera congestiones de tráfico.

Además, la Asociación de Vendedores ha realizado otras propuestas para facilitar la actividad diaria de los vendedores, como cambiar su consideración en la APR como  comerciantes del Centro Histórico para que puedan gestionarse ellos mismos sus vehículos; respetar la zona de Plaza de Brujas como zona de servicios del Mercado; agilizar al máximo las gestiones para que una zona del sótano del Mercado se habilite para la carga y descarga; y la gestión municipal de los grupos del turismo de cruceros en el centro. Los vendedores recuerdan, además, la necesidad de limpiar la fachada una vez finalizadas las obras.

La Asociación de Vendedores ha impulsado en las últimas semanas una campaña por redes sociales para conocer las reivindicaciones de los ciudadanos en relación con el Mercado Central.

Los vendedores del Mercado Central de València se reúnen con Ribó_junio_2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información - Gestionar mis preferencias
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: