Valencia, 4 de mayo de 2020.CONFECOMERÇ CV, patronal autonómica del comercio de la Comunitat Valenciana afronta esta primera jornada de vuelta a la normalidad como un incentivo para la reactivación del sector, teniendo en cuenta el cumplimiento de los protocolos de seguridad e higiene, que son fundamentales para esta pandemia. Según las primeras estimaciones, el pequeño comercio se prepara en estos días contemplando la mayoría la apertura el 11 de mayo, siendo un porcentaje menor en el día de hoy.

Respecto a la limitación de 400 m2, para la Confederación es imprescindible que se amplíe este límite, para ciertas actividades como el mueble o electrodomésticos que precisa de mayor superficie para poder exponer sus productos, siendo igualmente pequeño comercio, por lo que se debería fijar el criterio hasta 10 trabajadores como máximo.

La Confederación reclama que la apertura debe contar con medidas prioritarias como la flexibilización de los ERTES y moratorias en la Seguridad Social, ya que es vital en materia de garantía laboral, con el fin de poder adaptar los recursos al proceso gradual de vuelta a la normalidad.

Respecto a las ayudas de instituciones como Generalitat, Diputación y Ayuntamientos locales se hace imprescindible que las subvenciones sean más ágiles y lleguen a los pequeños comercios, ya que son fundamentales para poder salvaguardar el ejercicio de la actividad, repercutiendo directamente en el desarrollo y en el fomento de empleo de los territorios.

Sobre el consumo se prevé que sea gradual, por lo que se reclama desde la Confederación la preparación de medidas que contribuyan al incentivo y a la reactivación del comercio de proximidad, especialmente importante para la reconstrucción de la economía y para un sector estratégico como es el pequeño comercio.

A %d blogueros les gusta esto: