• El pequeño comercio pone de relieve que la medida supone un grave perjuicio para el desarrollo de la actividad comercial y que “ahuyenta” a los clientes que quieran desplazarse a realizar sus compras a los principales entornos de la ciudad

 

  • Los comerciantes han reclamado una reunión urgente con la Concejalía de Innovación Comercial y de Movilidad sostenible para aclarar este tema y encontrar una solución

 

  • Covaco Castellón-Confecomerç CV destaca que la situación del comercio es crítica, por la pandemia, por lo que todavía se hace más necesario el consenso de actuaciones de este tipo que impactan de lleno en los pequeños comercios

 

Castellón, 19 de febrero de 2021.– Covaco Castellón- Confecomerç CV ha lamentado la implantación por parte del Ayuntamiento de un nuevo sistema de accesibilidad al centro, viéndose plenamente afectado, repercutiendo la medida negativamente en un sector que ahora mismo atraviesa una situación crítica y complicada por la pandemia.

 

La organización destaca que la aplicación de esta medida supone un serio perjuicio para el desarrollo de la actividad comercial, ya que afecta al acceso a los comercios, entrega y reparto de mercancía, estrangula la entrada de parkings y representa un escollo para los clientes que quieran acceder al centro a realizar sus compras.

 

Los comerciantes señalan que la actuación del Ayuntamiento supone un serio problema, que se añade a las dificultades ya existentes con la que vivía el pequeño comercio del centro, y que además coincide en un escenario de emergencia sanitaria, en el que el sector del pequeño comercio ha sido uno de los más afectados por el impacto de la Covid-19, y que sigue sufriendo los efectos de las actuales restricciones (limitación del aforo al 30%, horario restringido hasta las 18 horas y cierre perimetral). Por ello, instan al Ayuntamiento a que reconsidere la medida y se estudie una acción consensuada entre ambas partes.

 

 

Desde Covaco Castellón-Confecomerç CV se pone de manifiesto que “no es el mejor momento para llevar adelante este tipo de iniciativas”, por lo que se reclama una solución urgente para los colectivos afectados, entre los que se encuentra el pequeño comercio.

 

Los comerciantes no entienden por qué no se ha contado con el sector a la hora de abordar esta cuestión, que afecta a la movilidad, al tráfico y a la accesibilidad de vehículos al centro de la ciudad, siendo un tema que repercute directamente en la actividad y en el desarrollo del comercio, ni tampoco por qué no se han realizado estudios o informes previos que evalúen el impacto de la medida antes de su aplicación.

 

Charo Brocal, miembro de Covaco Castellón-Confecomerç CV y presidenta de Castelló Espai Comercial ha manifestado que “los comerciantes no van a poder aguantar los efectos de esta medida, y pide una solución urgente, que pasa por el diálogo con el sector, con el fin de que sean atendidas las demandas, ya que de lo contrario se estará dejando morir a un comercio de proximidad, que es la base de la economía local, que contribuye con sus impuestos al desarrollo e impulso de la ciudad y que es uno de los principales generadores de empleo”.

A %d blogueros les gusta esto: