“La digitalización del pequeño comercio no es sólo hoy en día una necesidad sino una obligación y una realidad para un amplio porcentaje de comercios”. Esta es una de las principales conclusiones del informe “Pequeño comercio valenciano: hacia la madurez digital” en el que Confecomerç CV, en colaboración con la Diputació de València, analiza el nivel de digitalización del pequeño comercio valenciano, sus principales hándicaps y retos y el grado de desarrollo del comercio electrónico.

La crisis sanitaria de la COVID-19 ha hecho que definitivamente los pequeños comercios de la Comunitat Valenciana hayan emprendido su proceso de transformación digital o hayan apostado por desarrollarlo de forma más profesional.

De hecho,
prácticamente la totalidad de los comercios asociados, según los datos recabados por CONFECOMERÇ CV, tienen hoy en día algún tipo de presencia online. Las redes sociales, con un fuerte crecimiento de Instagram en el último año, siguen siendo el canal favorito de los comerciantes asociados para comunicarse con sus clientes, pero destaca también Whastapp Business, que utilizan cerca del 75% de los comercios a raíz de la crisis sanitaria para contactar con los clientes, hacerles llegar sus promociones e incluso hacerles gestionar sus compras a distancia.

El informe ha sido elaborado a partir de los resultados y experiencias del programa de tutorías digitales de Confecomerç CV, un servicio de mentorización y acompañamiento estratégico al pequeño comercio asociado en presencia y posicionamiento online, marketing digital, e-commerce por el que ya han pasado más de 400 comerciantes a lo largo de sus distintas ediciones.

El estudio destaca cómo en el último año ha crecido el interés por la venta online y por abordar nuevos canales de comunicación y promoción con los clientes que les permitan abordar nuevos procesos de venta desde la omnicanalidad.

Los pequeños comercios requieren de formación y recursos sencillos y económicos para vencer el miedo y la falta de tiempo y personal. Sin embargo, su tamaño y versatilidad, unido a las ventajas que representan algunas acciones online, les permiten implementar de forma ágil nuevas herramientas y canales en su tienda y alcanzar nuevas metas en su proceso de digitalización.

La diversificación, automatización de procesos y entender que su negocio se puede escalar gracias a infinidad de herramientas que existen, como CRM y aplicaciones con inteligencia artificial y big data, son claves para que los comercios puedan avanzar hacia su madurez digital.

 

Programas como el desarrollado por Confecomerç CV y la Diputació de València ofrecen a los pequeños comerciantes la formación y el asesoramiento adecuado a su nivel de desarrollo digital, a sus competencias, tipo de negocio, producto y cliente y les ofrecen una guía y las herramientas para avanzar hacia su madurez digital.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
%d bloggers like this: